24 septiembre, 2013

Un regalo inesperado

Es el día del cumpleaños de Psico·Salud, suena el timbre. Correos – Traemos un paquete para usted. Al abrir la puerta vemos un paquete que se mueve y sale solo del ascensor, es tan grande que tapa casi por completo al mensajero… estábamos advertidos de que nos llegaría una sorpresa por correo, pero no teníamos ni idea de qué podrá ser… ¿Qué será? ¿Qué será? 

La caja estaba cuidadosamente envuelta, con el mimo de quien regala algo hecho con sus propias manos y quiere asegurarse de que llegue intacto. Así fue, pese a su fragilidad llegó en perfectas condiciones. Con los ojos como platos lo sacamos de su envoltorio y ahí estaba, algo totalmente inesperado, posiblemente, uno de los regalos más bonitos que se pueden hacer.

Regalo2Es un árbol, sí, con su maceta y todo, pero no un árbol cualquiera. Es un árbol de recuerdos, de fotos, de todas nuestras fotos! Imágenes cuidadosamente anudadas que sirven para recordar cada una de nuestras publicaciones a lo largo de este año. Es un regalo genial, tanto que merecía una entrada de blog para él solo. Es el perfecto resumen de un año de trabajo intenso pero precioso. Una recopilación de los pequeños mensajes en botella que lanzamos semanalmente a la red y que hacemos con todo nuestro cariño esperando que alguien los recoja y les sea útil.

Es un árbol de agradecimiento, que nos recuerda que el trabajo bien hecho acaba dando frutos. Nos recuerda que las cosas, cuando se hacen con esmero y cariño, llegan de verdad. Sí, se trata de un árbol de agradecimiento, pero, sinceramente, nos ha dejado sin palabras para agradecértelo lo suficiente.

No vamos a decir tu nombre, pero muchísimas gracias.

Para ti, que sabemos que estás leyendo esto.

Categoría:
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: