20 abril, 2017 2 comentarios

“Yo soy así” es una excusa.

¿Cuántas veces justificamos comportamientos solo porque “somos así”?

La expresión “yo soy así” es muchas veces utilizada para reafirmar conductas hirientes o que sacan de quicio a los demás como insultar, amenazar o faltar al respeto. Y el resto de personas que lo escuchan lo aceptan como verdad absoluta. Bajo tal afirmación, si alguien se enfada y grita, puede decir “yo soy así” y los demás justificaríamos su comportamiento diciendo que tal vez “es una persona muy impulsiva” y  de esta manera tiene potestad para gritarle a esa otra persona sin represalias.
Esta forma de justificarnos la aprendemos e incorporamos a nuestro repertorio de (in)habilidades utilizándolo cuando no tenemos los recursos o estrategias para hacer frente a una situación. Es una excusa ampliamente utilizada por personas infieles, desordenadas e impuntuales que no tienen ninguna intención de hacer un esfuerzo para cambiar.

El uso de esta afirmación esconde detrás la creencia de que ser de determinada manera es inamovible, que no podemos cambiar y que los demás nos tienen que aguantar porque “somos así”. Nuestra personalidad o la manera en la que actuamos en ciertas situaciones y cómo nos relacionamos con el entorno cambia a lo largo del tiempo y podemos modificarla a voluntad.
Así una persona que es infiel o impuntual puede dejar de serlo. Pero también una persona que grita como forma de expresar su enfado puede aprender otras maneras de comunicarse más efectivas y que no hagan tanto daño a los que sufren sus gritos y faltas de respeto.

Cambiar requiere un esfuerzo tremendo y es muchas veces más fácil mantener las mismas rutinas. Tampoco reflexionamos sobre si este cambio nos puede hacer mejorar nuestra vida y la de las personas que nos rodean así que no encontramos la motivación para esforzarnos. Parece que nos dan igual las consecuencias de nuestras conductas porque “yo soy así”. Ahora sabemos que es una excusa para no esforzarnos.

Si estás dispuesto a cambiar en nuestro Gabinete de Psicólogos en Tenerife podemos ayudarte para que te suponga un esfuerzo menor.

Tais Pérez. Psicóloga de adultos, pareja, infantil y adolescente en Tenerife.

Sígueme en Twitter

Psico·Salud. Gabinete de psicólogos en Tenerife.

Síguenos en twitter.

Psicología en Santa Cruz de Tenerife

Tais Pérez Domínguez Psicóloga sanitaria. Máster en Psicología Clínica y de la Salud con amplia experiencia en evaluación, diagnóstico y tratamientos de problemas y trastornos psicológicos. Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios
sam
Hace 4 meses
Tengo una amiga que es así, muy impulsiva (No al punto de gritar, sino de donde decir las cosas sin pensar y ser muy “sincera”, según ella) recientemente tuvimos un problema, porque su forma de bromear a veces es muy ofensiva e hiriente, y ella dice que la del problema soy yo porque “ella es así” y todos los sabemos 🙄 si a aguantarnos personalidades vamos, ella sabe “como soy” y por ende su excusa no es válida 🤗
El síndrome postvacacional no existe | Psico·Salud
Hace 10 meses
[…] o grito de forma descontrolada cuando retomo mi rutina no pasa nada, está justificado, yo soy así porque sufro síndrome postvacacional. Se hace más difícil asumir que estoy experimentando un […]
A %d blogueros les gusta esto: