Terapia de adultos
  • Información general
  • Nuestro método
Precio por consulta 50€ Pide una cita
Información general
A lo largo de nuestra vida se nos presentan dificultades que nos impiden seguir adelante con nuestros objetivos. Muchos de ellos somos capaces de solventarlos por nosotros mismos, sin embargo a veces, tras probar distintas soluciones sentimos que nos sobrepasan. Si no le ponemos remedio, pueden llegar a escapar poco a poco de nuestro control, van creciendo y afectando a las distintas áreas de nuestra vida generándonos un gran malestar.

En esos momentos resulta útil y beneficioso contar con alguien que nos ayude a tomar distancia para observar la situación en perspectiva y ayudarnos a decidir adecuadamente. Un profesional que nos proporcione otra alternativa más eficaz, que nos ayude a conseguir las metas que queremos para nuestra vida.
"Profesionales de 10! Si buscas ayuda eficaz y eficiente, este es tu sitio. A mi me ayudaron tremendamente. No solo están cuando tienen que estar, si no también fuera de hora: whatsapp, email, llamadas. Siempre a mano cuando los necesitas. Grandes profesionales y mejores personas. Gracias por todo!"
N.P.G, 17/08/2017
Lee más referencias
Nuestro método
Utilizamos los tratamientos psicológicos que se han mostrado más eficaces y los adaptamos de forma única a cada persona que nos solicita ayuda. Por eso trabajamos desde el modelo cognitivo-conductual y las terapias de tercera generación. Las sesiones individuales tienen una duración de una hora de las cuales las primeras, generalmente dos, serán de evaluación para definir de manera muy concreta cuál es el problema.

Una vez tengamos el problema bien definido, estableceremos juntos una serie de objetivos muy concretos y crearemos un plan de trabajo que elaboraremos conjuntamente para alcanzarlos. Te daremos pautas, herramientas y aprenderemos nuevas habilidades que te permitirán superar lo que creías imposible.
¿Cuándo pedir ayuda psicológica?
Puede ser que lo que te ocurre te está causando problemas significativos en tu vida diaria y estar repercutiendo en tu familia, en tu círculos social, en el trabajo o en los estudios. O tal vez te genera un gran malestar y sufrimiento, tanto a ti como a los que te rodean. A lo mejor llevas tiempo intentando solucionarlo y parece que nada de lo que has hecho ha funcionado.

Incluso puede ser que alguien se ha dado cuenta y te ha dicho que tienes un problema. O intentas aliviarte abusando de algo para no pensar en ello, como por ejemplo, consumir más alcohol que antes, jugar a juegos de azar, automedicarse ansiolíticos, comprar compulsivamente, o ver series sin parar.