27 septiembre, 2016

Cómo hacer del divorcio una pesadilla a los niños

El divorcio es muy común, ¿quién no conoce a alguien que se haya divorciado?, creo que todos podemos hacernos una idea, y si no siempre nos queda leer los artículos de esta semana sobre la separación entre Angelina Jolie y Brad Pitt.

Antes de comenzar con este post, queremos hacer una diferenciación entre los procesos de divorcios constructivos y destructivos. A estos últimos son a los que nos vamos a referir en este artículo. La situación de ruptura familiar en el mundo es una realidad que afecta cada vez a más familias. Si estamos en esta situación estos son algunas cosas que podemos hacer para causarles un verdadero trauma a nuestros hijos:

  1. Chillarnos continuamente delante de los niños.

Peleas continuas y repetidas delante de los niños, harán que estos tomen como referencia de comunicación los gritos con los demás. Se ha visto que estos comportamientos de los padres tiene relación con la aparición de más dificultad en las competencias escolares, problemas de comportamiento, de autoestima y competencias cognitivas y sociales.

  1. Pelear sobre la guarda y custodia delante de ellos.

Ponernos a hablar sobre con quien debería quedarse el niño a dormir los fines de semana, o con quien debe pasar las navidades y vacaciones de verano delante de los niños, les crea un nivel de ansiedad y estrés muy elevado. Los niños pueden interiorizar la idea de que son “algo” y no “alguien” puesto que sus padres se lo disputan como una pertenencia o moneda de cambio.

  1. Discutir violentamente, sin importarnos si nos están viendo.

Este posiblemente es el mejor punto para crearle un trauma a nuestro hijo. Por muchas razones, entre ellas el observar violencia de dos figuras que el/ella quiere y que “deberían” de quererse y respetarse entre ellos; sentir culpa por ser el foco o razón de esa violencia; sentir impotencia por no poder cambiar la situación; llegar a integrar esa forma de comunicación como la mejor manera de resolver conflictos interpersonales con sus iguales.

  1. Tratar de convencer a tu hijo de que tu argumento es el mejor que el de tu pareja.

Intentar poner a tu hijo en contra de la otra parte, puede parecer algo que nunca haríamos, sin embargo, es uno de los errores más comunes. Al hacer comentarios verbales o no (gestos o malas caras pueden ser suficientes), de nuestra ex pareja delante de nuestro hijo, hacemos que este tome conciencia ello.

  1. Utilizar a tu hijo para obtener información acerca del otro padre.

Es sencillo de entender, a nadie le gusta que le utilicen, a tu hijo tampoco. Si quieres causarle un trauma, utilízalo de esta manera.

  1. Denigrar al otro progenitor delante del niño.

Ridiculizar, hablar mal de la pareja, reírse de él/ella, etc. delante del niño, hace que, por un lado,  entienda que estas conductas están bien hacerlas (las repetirá con sus iguales) y por otro aprende el valor del respeto que le estás inculcando.

Si quieres seguir traumatizando a tu hijo también podrías tocar estos temas mientras te chillas con tu expareja, como podrían ser:

  • Desacuerdos referidos a las pautas educativas y de crianza.
  • Enfrentamientos por el uso por parte de un progenitor del niño como mensajero.
  • Problemas por la forma en que el progenitor se relaciona con el niño.
  • Personalidad difícil de la ex pareja.
  • Que el menor conviva con la nueva pareja de su progenitor.

Todos estos conflictos se podrían intentar resolver antes del divorcio, recurriendo al dialogo y la negociación, siendo esta la manera más positiva para todas las partes afectadas. Si crees que podríamos ayudarte a tener una separación más beneficiosa para la toda tu familia, no dudes en contactarnos en http://www.psicosaludtenerife.com/contacto/

Psico·Salud. Gabinete de psicología en Tenerife. 

Acompáñanos en Facebook.

Síguenos en twitter.

Referencias:

  • Arch Marin, M. (2010). Divorcio conflictivo y consecuencias en los hijos: implicaciones para las recomendaciones de guarda y custodia. Papeles Del Psicólogo, 31(2), 183-190.
  • Morgado Camacho, B. & González Rodríguez, M. (2012). Divorcio y ajuste psicológico infantil. Primeras respuestas a algunas preguntas repetidas. Apuntes Del Psicología, 30(1-3), 351-360.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: